Posts Tagged ‘sexo’

h1

Chocolate, embutido y sexo para desayunar

mayo 10, 2008

Mira tu por donde ahora resulta que la mejor manera de empezar el día es comiendo chocolate amargo combinado con un surtido de fiambres y practicando el sexo, (esto último antes o después, imagino, que “durante” puede resultar engorroso).

Este es la conclusión a la que han llegado dos estudiosos profesionales ingleses, Terry Horne y Simon Wootin, que se han puesto a investigar y han descubierto que este tipo de desayuno y de ejercicio mañanero es una excelente manera de potenciar nuestra actividad cerebral. En su libro, que por cierto salió publicado en enero de 2008, explican los motivos por los que han llegado a dicha conclusión.

En “Teaching yourself: Training your brain“, que se traduce como “Enseñándose a si mismo: Entrenando tu cerebro”, nos cuentan que la idea de que nuestra genética es la que limita nuestra capacidad intelectual no es verdadera. Esta capacidad podemos mejorarla y aumentarla llevando una vida sana, lo que engloba no sólo a una dieta apropiada sino también a la práctica de ejercicio, dentro de la cual se incluye el sexo. Por supuesto, no olvidan que tanto el ambiente en el que el sujeto se mueva como la tensión a la que esté sometido día a día puede afectar también a ese potencial.

Y es que, según esto autores, el mejor o peor funcionamiento de nuestro cerebro depende de las sustancias químicas que se liberen. Con el chocolate negro, por ejemplo, se liberan endorfinas, las llamadas hormonas de la felicidad, que alivian nuestro estrés y minimizan el dolor. Esto a su vez también nos ayuda en el mejor funcionamiento de nuestra actividad cerebral. Además, aporta una beneficiosa cantidad de magnesio y de antioxidantes, que son elementos necesarios para una adecuada oxigenación de nuestro órgano pensante.

En cuanto al sexo encontramos que la realización del coito, con la penetración, lo que aumenta es la cantidad de oxitocina, que es una hormona altamente estimulante tanto para él como para ella. Entre otras maravillas es capaz de echar abajo la tensión nerviosa y de hacernos sentir que podemos confiar en los demás, lo que nos incluye a nosotros mismos. También con el sexo aumenta la serotonina, que estimula el pensamiento y nos ayuda a encontrar la inspiración creativa.

Así que ya sabes, por la mañana que no te falte ni tu trocito de chocolate, ni tu platito de embutidos, ni tu buena ración de sexo.

 

Anuncios
h1

¿LA RISA Y EL SEXO ES SAGRADO?

mayo 8, 2008

Freud pensaba que la gente reía debido a la necesidad de liberar las tensiones nerviosas acumulas por pensamientos reprimidos, impulsos hostiles y deseos sexuales. Proponía que cuanto mayor fuera la represión de tales pensamientos, mayor sería la risa en respuesta al humor; los chistes obscenos así llamados o aquellos que están relacionados a la sexualidad caen en esta categoría; los cuales por cierto, se encuentran entre los más contados mundialmente, según una encuesta hecha por la revista Psychology today.

En la sociedad existen grupos y personas que sancionan y critican este tipo de humor de manera categórica, pero esto podría ser un error. El humor sexual puede desempeñar un papel valioso: es que acaso no ¿Podemos imaginar lo sexual y lo irreverente como algo sagrado?. Sí especialmente cuando son medicinales. Muchas veces cuando alguien llega con un conflicto sexual, el verdadero conflicto era habitualmente un conflicto espiritual (es decir un conflicto del consciente) y del alma (del inconsciente) cuando alguien habla más de un conflicto espiritual la naturaleza del conflicto es más bien de naturaleza sexual.

En este sentido, la sexualidad puede ser un medicamento para el espíritu (el consciente) y por tanto es sagrada. Cuando la risa sexual es terapéutica, es risa sagrada. Y cualesquiera que sean las causas de la risa curativa, también son sagrados.

Cuando la risa ayuda sin causar daño, cuando relaja, reestructura, reorganiza, reafirma el poder y la fuerza, es entonces la risa que produce la salud. Cuando esta forma de expresión llamada risa hace que la gente esté dichosa de estar viva, feliz de estar aquí, más consciente del amor, más lúcida respecto a Eros, cuando alivia la tristeza y suprime la ira, entonces es sagrada. Cuando la risa hace crecer, mejorar, ser más generoso, más sensible, entonces es sagrada. En el mundo silvestre, lo sagrado y lo irreverente, lo sagrado y lo sexual no están separados, sino que conviven